Agustín Geist / 3 min / Mundo

En las sesiones extraordinarias convocadas por el presidente, Alberto Fernández, se debatirá la Ley de Movilidad Sustentable con el objetivo de ahorrar 10.7 millones de toneladas de dióxido de carbono para 2030.

La ley de movilidad sustentable, presentada por el ministerio de Desarrollo Productivo, se tratará durante este mes en las sesiones extraordinarias que convocó el gobierno. Con un plan de incentivo de inversiones, promoción de vehículos propulsados con energías renovables y una fecha concreta, 2041, para dejar de producir vehículos a gasolina, Argentina busca dar el paso hacia la electromovilidad.

Recibí historias que inspiran

“Argentina debe hacer su aporte a la lucha contra el cambio climático y transformarla en una oportunidad para el desarrollo productivo”, dijo el ministro de Desarrollo Productivo, Matías Kulfas, vía twitter cuando presentaron el proyecto.

Con el proyecto el gobierno nacional espera lograr inversiones para los próximos 10 años por cerca de 8.300 millones de dólares, sumado a una proyección de exportaciones por 5.000 millones de dólares. Con esto, según el proyecto de ley, se espera obtener un ahorro acumulado de 10.7 millones de toneladas de CO2 equivalente.

El país cuenta con una gran variedad de proyectos que lo posicionan como potencial gran productor e impulsor de vehículos potenciados por energías renovables. Una reciente gran inversión de 8.400 millones de dólares para potenciar la producción de hidrógeno verde se suma a una cartera de proyectos de explotación de Litio. Con esto Argentina se podría posicionar como productor o exportación de carácter mundial en ambas categorías.

“Contamos con las materias primas claves y con recursos humanos, técnicos y científicos de alto nivel para avanzar en la movilidad sustentable”, agregó Kulfas en el comunicado vía twitter. “La Movilidad Sustentable representa una ventana de oportunidad única para reposicionar a la industria automotriz argentina en el mundo”, cierra el proyecto de ley presentado públicamente.

En el marco del tratamiento de está ley la empresa canadiense, Daymak Inc, confirmó está semana en reunión con la cartera productiva de la nación la producción del primer auto eléctrico del país. Su modelo de alta gama, Spiritus, será de producción exclusiva para exportación.

Este ejemplo y el proyecto de ley  impulsado a tratar en las sesiones extraordinarias suma a Argentina en la carrera mundial de la descarbonización y marca claramente para 2041: “no podrán comercializarse vehículos con motor de combustión interna nuevos en el territorio nacional”.

El cambio climático está afectando a todos los países de todos los continentes. Está alterando las economías nacionales y afectando a distintas vidas. Como sociedad, debemos dar pasos para generar un impacto positivo en nuestro planeta.

Recomendados