Clara Gonzalez Bonorino / 1 min / Mundo

La “Hora del Planeta” se celebra cada año el último sábado de marzo. Es considerada la campaña de concientización ambiental más difundida e importante a nivel mundial.

La hora del planeta es una campaña mundial de WWF, la Organización Mundial de Conservación, que invita a individuos, empresas y organizaciones a apagar la luz por una hora. ¿Con qué fin? Para que podamos reflexionar acerca de la necesidad de actuar de manera decisiva ante el cambio climático y contrarrestar su impacto sobre la naturaleza y el planeta. Es decir, para demostrar que el cambio climático nos importa.

Ésta iniciativa surgió hace ya 15 años y a lo largo de los años se fueron sumando cada vez más ciudades, países y continentes. Incluso hubo años que más de 1300 monumentos y edificios emblemáticos se oscurecieron durante “La hora del planeta” como el Ópera en Sidney, el Ciy Hall de Londres, el Empire State en New York, la torre Eiffel en París y el Obelisco en Buenos Aires.

Recibí historias que inspiran

La campaña no invita únicamente a un apagón voluntario, sino que pide que aquellos aparatos electrónicos que no sean indispensables, sean desenchufados por una hora. Esto promueve el ahorro de energía, la disminución de las emisiones contaminantes y la reducción de la contaminación lumínica.

Somos conscientes de que el simple hecho de apagar las luces durante una hora no va a evitar ninguna consecuencia climática por más de que esta acción se lleve a cabo cada año, pero si busca crear conciencia en las personas para sus actos sean más responsables con el medio ambiente. 

Todos los años se elige un tema central que engloba éste movimiento. Éste año el lema es “Un Momento de Reflexión”. Todos los años son claves para que tanto nosotros como ciudadanos, organizaciones y empresas, se unan y empiecen a combatir la pérdida de la naturaleza, el daño hacia el medio ambiente y los abruptos cambios climáticos.

¿Querés participar de La Hora del Planeta? Es muy fácil. Simplemente éste 25 de marzo apagá las luces y desenchufa aquellos aparatos electrónicos que no sean indispensables entre las 20:30 y 21:30hs. 

Apaguemos las luces por el planeta y por nosotros. Tomémonos esa hora cómo un momento para reflexionar sobre los diferentes aspectos que están dañando nuestro planeta. El cambio empieza por uno. 

¿Te sumas?

Recomendados